Búsqueda personalizada

Rafflesia, la planta parásita que roba hasta los genes.

jueves, 14 de junio de 2012

Rafflesia_cantleyi_flower-200x300.jpgLa Rafflesia es un género de plantas parásitas que habitan en el sureste asiático (en la península de Malaca, Borneo, Sumatra, Filipinas) y en las amazonas brasileras. Las plantas de Rafflesia no tienen hojas y casi tampoco tallo; consisten principalmente en una flor de cinco pétalos con un diámetro superior a los 106 cm y un peso mayor a los 10 kg aproximadamente, aunque la especie más pequeña, la Rafflesia manillaza, tiene flores de unos 20 cm de diámetro. Las flores huelen a carne en descomposición y a menudo atraen moscas.




Investigadores de Harvard han descubierto que los alimentos y el agua no son las únicas cosas que roba la Rafflesia a lo largo de su historia evolutiva, también se roba los genes de su planta anfitriona la Tetrastigma rafflesiae.




Son tan dependientes de su anfitrión que incluso han perdido la capacidad de hacer la clorofila, un requisito para la fotosíntesis, y por lo tanto desafían a la naturaleza misma, siendo una planta, pero incapaz de producir los alimentos mediante la luz solar.


Existe la transferencia vertical de genes que es la que se da entre padres e hijos, mientras la horizontal es el movimiento de genes entre dos organismos diferentes. Aunque es común la transferencia horizontal en las bacterias (por ejemplo, la transferencia de resistencia a los antibióticos), es mucho más raro en las plantas y los animales, y todavía no está completamente claro cómo se produce.




Científicos de Singapur, Malasia y Estados Unidos investigaron la transferencia entre las dos plantas y al analizar el transcriptoma -los productos transcritos de genes activados- encontraron 49 genes transcritos por la parásita, respondiendo por el 2% de su transcriptoma entero, los que originalmente pertenecían al hospedero. Tres cuartos de esas transcripciones aparecen haber remplazado la propia versión de la planta parásita.




Lo verdaderamente sorprendente de este estudio es que la tasa de transferencia de genes entre la Tetrastigma rafflesia y su flor parasitaria sea tan alta como las tasas de transferencia horizontal visto en los genes de las bacterias.




Nunca antes los científicos habían comprobado que la transferencia genética horizontal podría desempeñar un papel importante en la evolución de plantas y animales, y mucho menos, en las relaciones parásito-anfitrión.




Dado que los parásitos son un asombroso 40% de las especies sobre la Tierra , estos hallazgos están obligados a transformar nuestra comprensión de los procesos evolutivos y la forma en que terminamos con la diversidad de vida que vemos hoy.


Ciencia y Tecnologia

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguir por Email

Páginas vistas en total

Seguidores